20 años de tradición

20 años de tradición

La Copa Aarón Sáenz vio su origen en 1995 cuando Aarón “El Chato” Sáenz tuvo la idea de impulsar la formación de una flota de barcos pequeños entre los jóvenes en Acapulco, para lo cual se invitó a veleristas de la Clase Optimist de todo México a velear en mar y, así, hacer las regatas internacionales más competitivas. El Chato Sáenz, miembro del Salón de la Fama del Comité Olímpico, se dedicó a promover la vela en México a todos los niveles, poniendo principal énfasis en la Clase Optimist y en especial a los principiantes, pues los consideraba el futuro de la vela.

Es así como desde hace dos décadas, la Copa Aarón Sáenz, realizada año tras año, en el Club de Yates de Acapulco, ha tenido el honor de recibir a veleristas de todo el país y figurar como un símbolo en el desarrollo del deporte náutico nacional.

Eduardo Sáenz, presidente del Comité Organizador de la Copa Aarón Sáenz, señala: “Aunque históricamente la vela estaba concentrada en Valle de Bravo, muy cerca del Valle de la Ciudad de México y en el Lago de Chapala, mi papá, el Chato Sáenz, tenía la intención de promover esta actividad en el puerto de Acapulco, sobre todo entre los niños. Es por eso que hace 20 años inicia la primera regata en Acapulco, en la que participaron unos 17 niños. Desde entonces, le dio otra arista a la práctica de vela en el Club de Yates de Acapulco, el cual siempre ha llevado a cabo regatas, pero más bien a nivel oceánico.

Uno de los retos que tenemos para el 2016, es proyectar la copa a escala internacional y traer veleristas destacados en todas las categorías, con el objetivo de promover aún más el deporte de vela”.

Por su parte, Jimena Sáenz, hija del fundador de la Copa Aarón Sáenz y miembro del Comité Organizador, comentó: “Se trata de una regata que nació con la idea de fomentar una flota de vela ligera en el estado de Guerrero, pero también para que los niños que veleaban en Valle de Bravo, pudieran entrenar en el mar, que es el elemento donde se llevaban a cabo las competencias internacionales. Actualmente esta copa es una de las cinco regatas que se hacen como parte del Circuito Nacional de Vela; además de promover el fortalecimiento de semilleros, como Valle de Bravo o Veracruz, en Puerto Aventura, y hacer una gran flota de Optimist –de barcos pequeños–, donde todos los veleristas convivan y conozcan quiénes son sus competidores nacionales y se preparen para los campeonatos internacionales. Regatas como ésta le dan un giro importante a los veleristas en su lugar de origen”.

ver más

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *